La evaluación psicoeducativa

La Psicología contemporánea, en particular la Psicología Educativa, viene aportando desde hace ya bastante tiempo una serie de conceptos y herramientas que buscan comprender de una mejor manera los procesos de enseñanza y aprendizaje en los que participamos. De esta forma, padres de familia, educadores y estudiantes cuentan hoy en día con todo un repertorio importantísimo de información y técnicas dirigidas a facilitar estos procesos.

¿Qué es una evaluación psicoeducativa?: A través de una evaluación psicoeducativa (la cual suele incluir entrevistas con el estudiante, su familia y docentes, observación del comportamiento en el aula, aplicación de pruebas psicológicas, etc) es posible conocer cuáles son las áreas fuertes y las áreas débiles de una persona en su calidad de estudiante. Una vez que se conoce este perfil se brindan recomendaciones, principalmente al estudiante, ayudándole a que conozca mejor cuáles son sus “virtudes” (siempre las hay, sea cual sea el caso) y animándole a que refuerce posibles “áreas débiles”, todo en un contexto de superación y consolidación de su autoestima. Asimismo, se brindan recomendaciones a la familia y a la institución educativa respectiva, buscando así el establecimiento de un ambiente que refuerce positivamente a la persona y que promueva un buen desempeño académico. Además, estas recomendaciones suelen ser de gran importancia en el establecimiento de adecuaciones curriculares, ya que algunos casos las requieren.
Una vez que se ha establecido el perfil es posible capacitar al estudiante para que tome conciencia de sus áreas fuertes y las aproveche al máximo. Además se sugieren ejercicios y actividades que se podrán realizar para reforzar aquellas áreas débiles que se han detectado.
Es lamentable percatarse de la gran cantidad de casos de “fracaso” o “deserción” escolar que pudieron haberse evitado de haberse realizado una evaluación psicoeducativa anteriormente.

La siguiente es parte de la información que suele obtenerse gracias a una evaluación psicoeducativa:

- Tipos de inteligencia predominantes (lingüística, lógico-matemática, musical, espacial, cinética, interpersonal, intrapersonal).
- Estilos de aprendizaje (visual, auditivo, motor).
- Coeficiente intelectual.
- Hábitos de estudio.
- Capacidad de memoria y concentración.
- Déficit Atencional (posibilidad de presencia o ausencia).
- Situación emocional del estudiante.

Lo emocional y el aprender: se debe destacar que parte importante de la evaluación psicoeducativa consiste en una evaluación del componente emocional del estudiante (su autoestima, cómo se percibe a sí mismo como estudiante, cómo lo percibe el ambiente como estudiante, etc). En muchos casos el mal rendimiento y los problemas de aprendizaje tienen sus causas en posibles situaciones emocionales que están pasando desapercibidas ante la familia y la institución educativa en la cual participa el estudiante.



Transcripción de un artículo publicado en Cartago en La Nación, periódico bisemanal del 24 de febrero al 10 de marzo del 2005.